venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales  venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales  venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales
SUPER REBAJAS ENERO hasta ¡90% dto!
Rebajas en toda la web hasta el 90% dto. Clic aquí.
 venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales
 Venmas.com - Super Promo
VenMAS
Inicio / Boletín / Actual / Técnicas de venta / Reacciones del cliente
Artículos

Reacciones del cliente
Prepara tu propia reacción positiva
 

Tras haber presentado tu oferta o propuesta, el cliente puede reaccionar de varias formas: aceptación, indiferencia, escepticismo, rechazo, objeción, etc. Es importante que estés preparado para actuar de la manera más apropiada en cada caso.

La moneda está en el aire: acabas de exponer tu oferta o propuesta al cliente y estás pendiente de recibir su respuesta. Las reacciones que se produzcan pueden ser muy diferentes; a continuación puedes ver resumidas las distintas opciones y la forma en que debes afrontarlas.

Aceptación: el cliente acoge tu propuesta con interés y se muestra dispuesto a comprar o contratar. En ese caso, evita exteriorizar tu entusiasmo o alivio y conduce la charla de ventas hacia el cierre con la mayor celeridad posible. ¡No sea que se le ocurra cambiar de opinión!

Rechazo: una negativa frontal a comprar o contratar significa que te has equivocado al cualificar el cliente, analizar sus necesidades y seleccionar la oferta adecuada. Lo mejor es pedir disculpas por no haber sabido comprenderle y volver a empezar el proceso de ventas.

Objeciones: si el cliente muestra reticencias, pero no una negativa radical, es que vas en buen camino. Recuerda que las objeciones indican que el cliente está interesado, solo necesita un pequeño “empujón”. Concreta sus dudas y recelos, resuélvelas e intenta cerrar la venta.

Indiferencia: cuando el cliente no se muestra especialmente interesado en lo que le ofreces, es porque de nuevo no has acertado a la hora de identificar sus necesidades o exponer los beneficios de tu oferta. Vuelve a los pasos anteriores de la venta e intenta hacerlo mejor.

Escepticismo: es posible que el cliente no crea los beneficios que prometes. Eso no es malo en sí mismo, simplemente significa que debes volver a insistir en tu argumentario, aportando pruebas, garantías o casos de clientes similares satisfechos para superar su incredulidad.

Silencio: es lo peor que puede sucederte como vendedor. Si el cliente no reacciona ante tu oferta de venta, pregúntale directamente qué le ha parecido. No termines la charla sin obtener feedback por su parte respecto a la propuesta, o después no sabrás como retomar la venta.

Más sobre este tema y otras técnicas de venta: bájatelos aquí ¡GRATIS!.


VenMAS
Mi Cuenta
Suscríbete
Publicar

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación y usabilidad de la web, mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Las cookies son necesarias para utilizar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aqui: Cookies