venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales  venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales  venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales
NUEVO PLAN DE NEGOCIO FÁCIL 2018
Más completo y mejor. ¡Bájatelo desde aquí!
 venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales
 Venmas.com - Super Promo
VenMAS
Inicio / Boletín / Actual / Técnicas de venta / Los gestos en la venta
Artículos

Los gestos en la venta
Cuida la comunicación no verbal
 

Dentro del complejo mundo de la comunicación no verbal, los gestos transmiten información muy importante para las ventas. Te explicamos los cinco tipos de gestos que existen y cómo puedes sacarles el máximo provecho cuando tratas con tus clientes.

Gestos emblemáticos
Este tipo de movimientos tienen una intención y un significado claros. Por ejemplo, cuando agitas la mano para saludar o despedirte, o apuntas con el pulgar hacia arriba para indicar que algo te parece bien. Si los usas, conseguirás generar dinamismo y complicidad en la charla.

Gestos ilustradores
Se trata de gestos intencionados que ejemplifican lo que estás diciendo, pero no tienen un significado universal. Van muy unidos a lo que dices, por eso debes usarlos adecuadamente. Por ejemplo, cuando estás enumerando varias opciones y usas los dedos para contarlas.

Gestos reguladores
Este tipo de gestos sirven para controlar el desarrollo de la conversación. Por ejemplo, cuando levantas un dedo o la mano para indicar que quieres decir algo, o asientes con la cabeza para pedir al cliente que siga hablando. Con ellos podrás manejar el desarrollo de la charla.

Gestos emocionales
A diferencia de los anteriores, no son intencionales. Se trata de gestos que revelan tu estado de ánimo y surgen de forma inconsciente, de modo que debes intentar controlarlos. Por ejemplo, bostezar de aburrimiento o “saltar” de alegría si el cliente accede a la compra.

Gestos adaptadores
Son gestos igualmente inconscientes que expresan tus emociones de una forma más suave y discreta. Por ejemplo, cuando estás nervioso empiezas a jugar con el bolígrafo, si te aburres miras a otro lado, etc. Contrólalos, porque pueden dar sensación de poca profesionalidad.

Para ser un buen comunicador debes aprender a emplear los gestos emblemáticos, ilustradores y reguladores en el momento oportuno para reforzar lo que estás diciendo y llevar el peso de la conversación. Al mismo tiempo, intenta controlar los gestos emocionales y adaptadores para que no traicionen tus sentimientos. Es cuestión de práctica, pero funciona.


VenMAS
Mi Cuenta
Suscríbete
Publicar

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación y usabilidad de la web, mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Las cookies son necesarias para utilizar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aqui: Cookies