venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales  venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales  venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales
NUEVO PLAN DE NEGOCIO FÁCIL 2018
Más completo y mejor. ¡Bájatelo desde aquí!
 venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales
 Venmas.com - Super Promo
VenMAS
Inicio / Boletín / Actual / Técnicas de venta / Haz promesas creíbles
Artículos

Haz promesas creíbles
Evita el "prometen mucho pero nunca cumplen"
 

"Prometen mucho y luego nunca cumplen". Es lo que piensan algunos clientes sobre los vendedores. Si quieres evitar que los compromisos que asumes acaben pasando factura a tu credibilidad, procura tener en cuenta los siguientes consejos. ¡Vale la pena!

El principal problema de las promesas que hacen muchos vendedores es que ya no se las cree casi nadie. Como comentábamos en un artículo anterior, se ha abusado tanto de este tipo de compromisos que los compradores están escarmentados y dan poca credibilidad a dichas declaraciones.

Por lo tanto, si quieres que tus promesas sean creíbles, lo primero que tienes que hacer es dosificarlas adecuadamente. Piensa: ¿por qué estás haciendo una promesa? ¿Realmente lo necesitas para vender? ¿No existe alternativa? ¿De qué forma te ayudará a cerrar la venta?

Y es que, a menudo, las promesas de venta responden a un método comercial erróneo. En lugar de explicarle al cliente las garantías que ofrece tu producto o servicio, le aseguras que no tendrá ningún problema; algo que no es cierto porque siempre pueden presentarse imprevistos.

Muy ligado a esto anterior, las promesas no deben incluir condiciones ocultas. Por ejemplo, garantizas un descuento por ser un buen cliente; pero “olvidas” mencionar que para aplicarlo es necesario comprar una gran cantidad. Al actuar de esta forma, el cliente se siente engañado.

Otro defecto habitual de las promesas de los vendedores es que son poco específicas. "Le prometo que es el más barato". Vale, pero… ¿De su categoría? ¿Del país? ¿Del mundo? Ser concreto tal vez resta espectacularidad a las promesas, pero evita crear falsas expectativas.

En este sentido, otro buen consejo es permitirte un cierto margen de seguridad. Por ejemplo: aunque estés seguro de que la instalación requiere cinco minutos, dile al cliente que “Máximo diez”. De este modo cubrirás cualquier eventualidad y además luego superarás sus expectativas.

Finalmente, si quieres que tus promesas sigan teniendo valor, asegúrate de que se cumplan. Si dices "Le llamarán esta tarde" procura que efectivamente sea así, aunque debas hacerlo tú mismo. ¡Esto también hará que lo pienses dos veces antes de prometer según qué cosas!


VenMAS
Mi Cuenta
Suscríbete
Publicar

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación y usabilidad de la web, mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Las cookies son necesarias para utilizar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aqui: Cookies