venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales  venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales  venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales  venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales
 Venmas.com - Súper Rebajas
VenMAS
Inicio / Boletín / Actual / No te lo pierdas / Cadena de favores
Artículos

Cadena de favores
Hoy por ti, mañana por mi
 

“Hoy por ti, mañana por mí.” Es un argumento que usamos a la hora de pedir o hacer favores a las personas con las que trabajamos. Sin embargo, el intercambio de ayuda nunca resulta tan sencillo: debes seguir algunas reglas básicas para evitar problemas.
El primer paso para pedir un favor es concretar lo que necesitas y elegir a la persona adecuada. Piensa que en muchas ocasiones un favor es algo que podrías hacer por ti mismo o a cambio de un pequeño coste, así que no vale la pena contraer una “deuda” con alguien. Además, es posible que pongas al otro en un compromiso, o que no esté en su mano hacerlo.

La forma de pedir un favor también es importante. Debes admitir que necesitas ayuda, lo cual no siempre resulta fácil. Además, es preciso que expongas tu solicitud de forma clara para que no queden dudas sobre lo que estás solicitando. En el caso de las personas con las que tienes confianza bastará con formular tu petición, pero si tienes poco contacto con ellas debes hacerles entender que si te ayudan puedes corresponderles con otro favor más adelante.

Ojo con los excesos
Cuando el favor que pides implica usar recursos de la empresa, profesionales, etc. debes ser muy cuidadoso, porque entramos en terreno peligroso. En principio no puedes pedir nada que vaya contra los intereses del negocio, ni que suponga un trato de favor o el uso de información privilegiada. Además, cuando el favor implica a un tercero al que no conoces, debes tener en cuenta que la persona a quien se lo pides puede no tener tanta influencia sobre el otro como pensabas. También has de estar preparado por si el resultado del favor no es tan positivo como esperabas, a pesar de que tu contacto hizo todo lo que pudo. ¡No le culpes por intentarlo!

Por último, si has hecho favores antes no dudes en recurrir a esas personas cuando te haga falta, pero evita hacerlo como si cobraras una deuda y tuvieras un derecho adquirido. Piensa que la economía de los favores es sobre todo informal y se basa más en la confianza que en las obligaciones morales. Así mismo, no olvides que muchos conflictos entre compañeros o colegas profesionales se iniciaron con esta inocente frase: “¿Puedes hacerme un favor?”.


VenMAS
Mi Cuenta
Suscríbete
Publicar

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación y usabilidad de la web, mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Las cookies son necesarias para utilizar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aqui: Cookies