venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales  venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales  venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales  venmas.com - ideas, técnicas y soluciones profesionales
 Venmas.com - Super Promo
VenMAS
Inicio / Boletín / Actual / Al día / Horario de verano: ¿sí o no?
Artículos

Horario de verano: ¿sí o no?
¿El horario de verano es un ajuste lógico, un derecho laboral o una manera de escaquearse del trabajo?
 

Llegan los calores y vuelve el debate de siempre: ¿el horario de verano es un ajuste lógico, un derecho laboral o una manera de escaquearse del trabajo? Si tus empleados ya te lo están pidiendo, te explicamos cómo abordar este asunto para llegar a un compromiso satisfactorio.

No es obligatorio
Antes de iniciar la negociación, todas las partes debéis tener claro que el horario de verano no es un derecho ni una obligación, a menos que lo recoja el convenio.

En verano también se trabaja
La excusa de que en verano hay menos trabajo ya no es cierta en muchos sectores. También es un buen momento para planificar el resto del año, realizar evaluaciones y formación y ponerse al día con los asuntos pendientes.

Habla con todos
Escucha la opinión y las necesidades de todas las personas afectadas antes de tomar una decisión. Puede que no todos compartan el mismo parecer.

Pacta la fórmula más adecuada
Existen diferentes estrategias para abordar el horario de verano:

-Hacer una jornada intensiva.
-Mantener el horario partido, pero empezando y acabando antes.
-Reducir el tiempo para comer y salir antes.
-Trabajar menos horas y recuperarlas en invierno.
-Regalar las horas no trabajadas en verano, como incentivo.

También se pueden pactar horarios de verano personalizados; por ejemplo reducir la jornada antes y después de las vacaciones, para facilitar el retorno al trabajo.

No a las jornadas maratonianas
Aunque todo el mundo prefiera tener las tardes libres, trabajar de 7 a 15h sin interrupción no es realista, sano ni productivo.

Sé estricto con los horarios
La jornada intensiva exige el esfuerzo de madrugar y ser puntual; quién no sea capaz, no se merece disfrutarla.

No permitas arbitrariedades
No puede ser que algunos departamentos o empleados disfruten del horario de verano y el resto no, si no está justificado por motivos del negocio.

No obligues a nadie
Puede que haya personas que prefieran mantener el horario normal, porque la jornada reducida les complica más la vida.

No descuides a los clientes
Procura que siempre quede alguien para atender las llamadas por las tardes (se puede hacer por turnos), o al menos desviar las consultas urgentes a un móvil.


VenMAS
Mi Cuenta
Suscríbete
Publicar

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación y usabilidad de la web, mejorar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Las cookies son necesarias para utilizar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información aqui: Cookies