Inicio / Boletín / Actual / Técnicas de venta / Qué NO decir ante un cliente
Artículos

Qué NO decir ante un cliente

 

Los vendedores tenemos fama de hablar demasiado. Sin embargo, existen una serie de frases y afirmaciones que nunca deberías pronunciar delante de un cliente, porque lo más fácil es que te hagan perder la venta o te metan en un buen lío. ¿Sabes cuáles son?

"Somos los mejores"
Dicho así, suena pretencioso y poco creíble. Si realmente quieres convencer a tu cliente de que tu empresa, producto o servicio es superior al resto, señala en qué aspectos concretos lo consigue, cita estudios comparativos, alude a fuentes del sector, etc. ¡Demuestra que es cierto!

"Somos los más baratos"
Posicionarte como la opción más económica entraña el peligro de entrar en comparaciones de precios con la competencia o transmitir una percepción de escasa calidad. Es mejor que intentes explicar al cliente el valor que le estás ofreciendo a cambio del precio que le pides.

“Somos los únicos”
Algo que resulta bastante difícil de creer en un mercado en el que hay alternativas para todo. Si es cierto, explica los motivos y, si no es del todo verdad, mejor matízalo señalando que eres pionero, tienes la exclusiva, trabajas de una forma distinta, etc. Resulta más convincente.

"Nunca cometemos errores"
Hasta que metemos la pata, claro. Ninguna empresa es perfecta y también deberás responder por los errores de tus proveedores, socios de negocio, etc. Así que si quieres tranquilizar al cliente, mejor explícale las garantías y el soporte que le ofrecerás en caso de un imprevisto.

"Siempre lo hacemos así"
Este tipo de afirmaciones demuestra poca flexibilidad y vocación de servicio al cliente. Si te pide algo que se sale de la norma, primero intenta encontrar la manera de complacerle aunque resulte más complicado. Y si no es posible, explícale porqué y propón una solución alternativa.

"No se puede"
Otra afirmación que no gusta demasiado a los clientes, por motivos similares al caso anterior. Además, en la mayoría de ocasiones no es verdad: siempre se pueden hacer las cosas de otra manera, aunque es posible que implique costes y riesgos que deberás comunicar al cliente.

"No lo sé"
Lo peor que le puedes decir a un cliente, porque transmite poca profesionalidad y preparación. Para evitar pronunciar esta fatídica frase, infórmate bien antes de salir a vender. Y si no sabes algo, toma nota de la consulta y dile que lo averiguarás y le responderás a la mayor brevedad.